Que ver en Pamplona

Muchos asocian Pamplona a las fiestas de San Fermín, pero la capital navarra ofrece mucho más. No te pierdas nuestra ruta, y descubre todo lo que hay que ver en Pamplona.

Hay que recorrer el casco viejo, callejear por sus entradas, caminar por la antigua muralla, y visitar la ciudadela. Tendremos tiempo para descansar en uno de sus parques tranquilamente. Incluso podremos pasear por un jardín japonés!

Aparcar en el centro no es tarea fácil, ni económico. La mejor opción suele ser dejar el coche en el aparcamiento de Trinitarios, donde obtendréis 2 viajes gratis en autobús. Las líneas a utilizar son 16, 17, 21, 3 y N4. Entregáis los billetes al conductor que os cambiará por billetes de transporte.

También podéis llevar el coche al parking de la calle Río Arga, y después subir en el ascensor público.

Ruta andando por Pamplona

Nuestra ruta turística de hoy comenzará en la calle Mayor, dirigiéndonos hacia el ayuntamiento de Pamplona.

Es la imagen más repetida cada 6 de Julio. Toda esa gente vestida de blanco impoluto celebrando la llegada de las fiestas de San Fermín. Por televisión parece una plaza enorme, pero en la realidad es una plaza bien pequeña.

En 1423, se edifica en la unión de los 3 burgos existentes de San Saturnino, San Nicolás y Navarrería. Lo mandó construir el rey Carlos III, y desde entonces combina el estilo neoclásico con el barroco.

VISITAS

948 42 01 00

visitas@pamplona.es
bisitak@pamplona.es

Horario – Todo el año: concertar con antelación.

Después nos desviaremos hacia la calle Mercaderes (os sonará de los encierros), para girar a la izquierda en la calle Navarrería. Iremos subiendo todo recto hasta continuar por la calle Carmen. Esto nos dirige hacia las murallas, antes habremos visto la fuente típica de San Fermines desde donde se lanza la gente.

Haremos entrada por la puerta de Francia, donde pasaremos a alguno de los miradores de las murallas que hay que ver en Pamplona.

Dejamos atrás los baluartes del abrevador, Bajo del Pilar, Guadalupe y el mirador de Caballo Blanco, y nos dirigimos a la catedral.

Si os apetece más ir acompañados por un guía profesional que os vaya contando la historia de esta preciosa ciudad, podéis reservar plaza aquí.

La catedral de Santa María se asienta desde el siglo XIV sobre lo que fue la ciudad romana de Pompaelo. Se edificó en estilo gótico imitando a la catedral de Baiona.

Dentro encontraréis el sepulcro de Carlos III y su esposa Leonor de Castilla. Pero lo más importante, y que tenéis que visitarlo, es el claustro.

En una de las torres se encuentra la segunda campana más pesada de España con sus 12 toneladas.

Horario Primavera-Verano
10:30-19:00 (Última 18:00)

Horario Otoño-Invierno
10:30-17:00 (Última 16:00)

  • General: 5€
  • Grupos, pensionistas y carnet joven: 4€
  • Menores de 13 años y peregrinos: 3€.

Ver plano

Seguidamente bajaremos por la calle Curia hasta la intersección con Estafeta. Recorreremos esta calle donde discurre el encierro de San Fermín. Podemos aprovechar para meternos en el ambiente del poteo y probar algunos pintxos.

COMER

Un restaurante que me gusta mucho en cuanto a pintxos es “La cocina de Alex Mugica”.

Tiene un menú a base de pintxos que está muy bien. El restaurante tiene un montón de premios, ¡y merecidos!

EL BURLADERO: Un restaurante con un ambiente tranquilo y relajado, con un trato atento por parte del personal y un buen menú. En algún plato pecan de poca cantidad tal vez.

EUROPA: Distinguido con 1 estrella michelin, tiene una cocina extraordinaria. Disfrutamos con cada plato que nos sirvieron. Atención de 10, materia prima de 10, cocina de 10. Lástima que el precio se dispare, pero merece la pena probar.

A continuación seguiremos con nuestra ruta por lo viejo hacia la plaza del castillo. Nos encontramos en pleno centro neurálgico de la capital navarra.

Os aconsejo que os relajéis en alguna de las terrazas o en algún banco de la plaza.

Es una plaza porticada, rodeada de casas que datan del siglo XVIII. Uno de esos edificios es el Palacio de Navarra, sede de la presidencia del gobierno. En el centro de la plaza veréis el kiosco de 1943, que sustituye a otra de 1910.

Antes de marcharnos hacia la ciudadela, pasaremos a ver la plaza de toros.

Monumento de San Fermín de Pamplona

En el camino podremos pasar por el monumento dedicado al encierro de San Fermín, y la iglesia gótica de San Nicolás que data del siglo XII. En su interior se encuentra el órgano más importante de la ciudad. Es muy interesante acceder a su interior y visitarlo.

De ahí, saliendo del casco viejo, iremos a la ciudadela.

Este complejo defensivo fue construido por Felipe II en 1571. Hoy en día está considerado como un ejemplo del Renacimiento en cuanto a estructuras militares.

En días soleados es una gozada pasear entre sus muros, entrando y saliendo por cualquiera de sus 5 puertas.

Se utiliza como sede de exposiciones o en fiestas de San Fermín para el lanzamiento de los fuegos artificiales.

Entrada libre

  • Lunes-Viernes: 07:30-21:30
    Sábados:         08:00-21:30
    Festivos:          09:00-21:30
  • Exposiciones:
    Martes-Viernes: 18:30-21:00
    Sábados:          12:00-14:00 y 18:30-21:00
    Festivos:           12:00-14:00

Por último visitaremos los jardines de la Taconera, a 10 minutos andando. Es el parque más antiguo de Pamplona, y se agradece lo cerca que está del casco viejo.

Os podéis relajar y llevar a los niños para que vean los animales que tienen en el parque. Podréis contemplar cisnes y pavos reales entre otras aves.

Es un buen final de ruta para descubrir todo lo que hay que ver en Pamplona disponiendo de 1 solo día.

Si todavía tenéis ganas de seguir descubriendo la ciudad, no os perdáis el jardín japonés en el parque Yamaguchi. Como está alejado del centro tendréis que coger el autobús de la línea L4.

Este curioso parque nipón se debe a que Pamplona esta hermanada con la ciudad Yamaguchi del país del sol naciente desde 1980. Vinieron varios paisajistas a diseñar el parque en 1997.

Un precioso parque que además al lado encontrareis el planetario, uno de los mayores del mundo por su bóveda.

CENAR

Pamplona y Navarra disfrutan de gastronomía de alta cocina, de la mejor materia prima que dan sus huertos.

Aquí tenéis 2 exponentes de esta cocina.

Cenar en Pamplona

LA BIBLIOTECA: Restaurante ubicado en el hotel Alma, justo donde antes se situaba la biblioteca. Leandro Gil está al cargo donde le dará su toque a la cocina navarra de toda la vida. Es de los últimos en llegar pero ya está entre los mejores restaurantes de la zona.

ALMA: Otro espacio gastronómico del mismo hotel que La Biblioteca, pero más económico. Tenéis una carta excelente donde no debéis dejar pasar la oportunidad de probar el plato de foie, lo hacen en casa, tremendo. Muy recomendado.

ALOJAMIENTO

Hoteles en Pamplona

LANDABEN: Para quien busca un hotel limpio, recién reformado, y buen precio, esta es una gran opción. Trato familiar por parte del personal, las habitaciones de gran tamaño y disponen de bar/restaurante. La pega le veo la ubicación, alejado del centro, por lo que necesitaras coche.

TRES REYES: Este hotel de 4 estrellas es un clásico en Pamplona. Calidad, atención, instalaciones y muy buena ubicación. De lo mejor en cuanto a relación calidad-precio.

PALACIO GUENDULAIN: Hotel de 4 estrellas en pleno centro, decorado con estilo clásico. No es una opción barata, pero merece la pena dormir en sus comodísimas camas. Alrededor encontrareis todo tipo de bares y restaurantes.

Si disponéis más días podéis combinar con una visita a la capital vasca, llevando impreso lo que hay que ver en Vitoria o visitar San Sebastián.

Y hasta aquí nuestra ruta recomendada para descubrir lo que hay que ver en Pamplona. Disfrutad de la capital navarra! Echad un ojo a la agenda de Pamplona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.